INVALIDEZ PERMANENTE Y DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO

INVALIDEZ PERMANENTE Y DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

La Doctrina Jurisprudencial de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo han venido emanando en su ejercicio de función interpretadora, cuales son los criterios de la protección invalidante de nuestro Sistema de Seguridad Social.

 

A tal efecto ha tenido en cuenta los siguientes términos:

 

  • Debe acomodarse la decisión de cada supuesto que se vaya a adoptar a un necesario proceso de individualización, es decir, a las concretas particularidades del caso que se enjuicia.

 

  • Por tanto las características específicas de cada caso, lo diferencian de las situaciones de otros afectados, tanto por la incidencia de otras lesiones, como por la concreta actividad desempeñada por el trabajador.

 

  • Derivado de lo anterior, el Proceso Valorativo debe realizarse en atención a cuáles son los hechos singulares de cada caso, pues lesiones que aparentemente son idénticas, pueden diferenciarse en su proceso concreto de graduación, o bien afectar de modo distinto a los distintos trabajadores, o suponer un distinto alcance en cuanto a su particular repercusión funcional.

 

  • Lo anterior conduce en la práctica a la casi imposibilidad de llegar a una generalización de soluciones homogéneas en esta materia, que por fuerza tienen que ser muy casuísticas, cuando se refieren a la concreta determinación del grado de Invalidez.

 

  • Dado el carácter marcadamente profesional de nuestro Sistema de Protección Social, en relación con la invalidez, lo que interesa valorar en cada caso es, cual es la concreta capacidad laboral residual de las secuelas que han sido tomadas como definitivas.

 

 

  • Que esa valoración de teórica capacidad laboral tiene que verificarse teniendo en cuenta que la prestación de un trabajo tiene que ser realizado en condiciones de habitualidad, de modo que con un esfuerzo normal se pueda obtener un rendimiento razonablemente exigible.

 

  • No puede exigirse por tanto al afectado ningún sobre esfuerzo que deba ser tenido como especial, y todo ello conforme a las exigencias normales de permanencia, dedicación y eficacia, que son exigibles en todo puesto de trabajo.

 

Jose Alberto Andrío

aa-indeminizaciones.com

 

Publicado en Incapacidad Permanente | Comentarios desactivados

LAS RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS DE INVALIDEZ Y SUS PLAZOS

LAS RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS DE INVALIDEZ Y SUS PLAZOS

 

Las Resoluciones Administrativas son inmediatamente ejecutivas.

 

El plazo máximo que tiene el INSS para resolver el procedimiento será de 135 días, y el mismo se computara desde la fecha de iniciación e oficio o de la recepción de la solicitud del interesado en la Dirección Provincial de la Seguridad Social.

 

Aunque el domicilio del trabajador determine la competencia para iniciar e instruir y resolver un Procedimiento de Invalidez, en la práctica se admiten la formulación de la solicitud del trabajador en cualquier oficina del INSS en territorio español.

 

Por Ley puede acordarse obrará  del plazo establecido, cuando el número de solicitudes formuladas impidan razonablemente el cumplimiento del plazo máximo establecido.

 

Esta ampliación será aplicable en todo caso a los procedimientos tramitados al amparo de Convenios Internacionales  o Reglamentos Comunitarios de la Seguridad social, ya que en estos casos se exige cumplimentar trámites en el extranjero.

 

El INSS ha conseguido rebajar a cifra muy  reducidos los plazos de resolución de los Expedientes administrativos, no obstante cuando la Incapacidad deriva de Accidentes de Trabajo  o Enfermedades Profesionales, la intervención de las Mutuas dilata en muchas ocasiones la Resolución Administrativa final

 

La Administración está obligada en todo caso a dictar Resolución expresa en todos los procedimientos de invalidez, y a notificarla cualquiera que sea la forma en que se haya iniciado.

 

 

 

 

 

El Silencio Administrativo en la Invalidez

 

No obstante la falta de actividad por parte de la Administración se ha cubierto con la regla del Silencio Administrativo, es decir, la Ley presume que a ciertos efectos dicha voluntad se ha producido con un contenido que puede ser estimatorio o desestimatorio.

 

En los procedimientos de Incapacidad instados a solicitud del trabajador se entenderán desestimadas sus pretensiones si en el plazo de 135 días no se dicto la Resolución Administrativa, sin embargo el INSS puede dictar ésta de forma posterior y fuera de plazo.

Publicado en Procesos de Invalidez | Comentarios desactivados

INVALIDEZ Y LESIONES MEDULARES TRAUMÁTICAS

INVALIDEZ Y LESIONES MEDULARES TRAUMÁTICAS

 

La causa más frecuente de los traumatismos medulares son los desplazamientos y fracturas vertebrales que se producen en accidentes, tanto por traumatismos directos como por giros bruscos de la cabeza. Pero también pueden ser originados por heridas punzantes o por armas de fuego.

 

Dichos traumatismos pueden producir contusiones o bien secciones medulares, siendo éstos medulares irrecuperables.

 

Dependiendo de la localización y del tipo de lesión se producirán unos síntomas u otros y el proceso será reversible o irreversible.

 

Las contusiones a nivel cervical alto pueden significar perdida de movilidad de las extremidades superiores con dificultad respiratoria, que con el tratamiento oportuno se pueden recuperar, cuando desaparezca el edema, si este no ha sido de larga evolución.

 

Las lesiones medulares medias o bajas, en el caso de contusiones o pequeñas secciones medulares, producen también tetraparexias o debilidad de las cuatro extremidades.

 

En el caso de secciones más extensas pueden producir tetraplejia o parálisis.

 

Los traumatismos vertebrales con afectación medular más frecuentes se producen a nivel dorsal. Las contusiones provocan debilidad de ambas extremidades inferiores, desde la lesión hacia abajo y las secciones medulares completas producen paralisis más graves, cuanto más alta sea la lesión.

 

El tratamiento de estas lesiones medulares es variable según las mismas, y suele consistir en reposos absoluto, cambios de posición controlados, y cuidados respiratorios.

 

Las fracturas vertebrales pueden requerir tratamiento quirúrgico porque en ocasiones se producen esquirlas óseas que comprimen la medula, que deben ser extraídas a fin de evitar la invalidez del paciente y posteriormente realizar ejercicios de rehabilitación específicos para cada caso.

 

Análisis legal

 

Para una adecuada valoración de estas lesiones se realizará una exploración neurológica completa y se utilizaran exploraciones complementarias, como los TAC o la Resonancia Magnética Nuclear para localizar el nivel o grado de la lesión.

 

En algunos casos se practicara la mielografia de contraste que será definitiva para confirmar el diagnostico.

 

En cuanto a la Incapacidad que producen se debe considerar que las contusiones a nivel cervical, dependiendo de la lesión y del grado, pueden no permitir al paciente el desarrollo de una actividad laboral.

 

En algunas ocasiones serán leves y el paciente podrá realizar algún tipo de trabajo, mientras que en otras puede suceder que no se ocasionen secuelas, y solamente necesite periodos de bajas prolongadas, pudiéndose realizar después del tratamiento pertinente la reincorporación a su actividad laboral.

 

En el caso de que se produzca una tetraplejia, evidentemente no se podrá realizar ningún tipo de trabajo y necesitara de la ayuda de terceras personas para realizar las actividades de la vida diaria.

 

Las lesiones a nivel dorsal pueden ser leves y moderadas con secuelas que impidan el trabajo de esfuerzo o que requieran estar de pie o una deambulación prolongada, en cuyo caso serán valoradas como Incapacidad Permanente Total, pero se podrán desarrollar trabajos de tipo sedentario o intelectuales.

 

Las paraparexias mas importantes por contusiones y secciones serian en principio invalidantes para todo tipo de trabajo, y las paraplejias normalmente serán tributarias de una Gran Invalidez por necesitar la ayuda de terceras personas.

 

Por último señalar que los síndromes de cola de caballo, dependiendo del grado de afectación, pueden impedir realizar algunos tipos de trabajo y en los casos graves y muy graves impedir el desarrollo de cualquier actividad.

 

 

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Publicado en Invalidez | Comentarios desactivados