Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente

EL ALZHEIMER Y SUS
EFECTOS EN EL TRABAJADOR

 El mal de Alzheimer es una de las enfermedades más terribles y temidas de nuestros días. Quienes lo sufren experimentan, a causa de la degeneración y atrofia en su tejido neuronal, una progresiva pérdida en su memoria y sus facultades mentales, quedando en una total situación de dependencia respecto de sus seres queridos.

 Se trata de la más común de las enfermedades que causan demencia, en más de un cincuenta por ciento de los casos, conduciendo en último término, cuando el deterioro alcanza un grado insalvable, al fallecimiento del paciente.


» ¿Cuáles son los motivos que llevan a su aparición y sus posibilidades de tratamiento?

 Esta enfermedad es, aún hoy día, una gran desconocida para la Medicina moderna. Se han venido formulando diversas hipótesis sobre las causas que la originan, hablándose de predisposición genética, agentes infecciosos o virus de acción lenta.

 En todo caso, es indiscutible que se trata de una patología íntimamente ligada a la edad, apareciendo en su mayor parte entre personas de más de 65 años. No obstante, con carácter excepcional podría iniciarse en pacientes mayores de 40 años.

 Dado que sus causas no han podido determinarse a ciencia cierta, sus opciones de tratamiento son extremadamente limitadas, y siempre de carácter paliativo: el empleo de fármacos, psicología rehabilitadora y otros cuidados.

 El deterioro neuronal que conlleva tiene carácter irreversible, y no admite cura alguna en nuestros días. La esperanza de vida media de los pacientes, que va en función normalmente del momento en que la misma se diagnostica, es de unos diez años.


» La solicitud de incapacidad laboral del enfermo de Alzheimer

 Normalmente no existe problema alguno, una vez determinada la presencia de la enfermedad a través del correspondiente diagnóstico médico, a la hora de reconocer la invalidez permanente del trabajador, dado su especialmente virulento impacto sobre la vida de la persona.

 No se trata de un motivo habitual de la misma, dado que como hemos señalado, este mal afecta fundamentalmente a aquellas personas que ya han alcanzado los 65 años, estando precisamente ahí fijada en nuestra normativa la edad de jubilación normal del trabajador.

 En todo caso, el trabajador que manifiesta los síntomas de la enfermedad en una edad prematura, podría necesitar en un primer momento un periodo de incapacidad temporal (baja laboral), en tanto no se confirmara con total certeza si los síntomas que presenta son indicativos de su existencia.

 Una vez comprobada su presencia y su condicionamiento sobre la salud del trabajador, procedería la declaración de incapacidad permanente, y si, por la fase en la que se encuentra, el trabajador necesitara ya de la asistencia de una tercera persona, ésta se declararía en su modalidad de gran invalidez.

José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net

Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;