Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente
CASOS DE GRAN INVALIDEZ
EN LA PRÁCTICA


Nuestra Ley General de Seguridad Social reconoce como grado más extremo de la Invalidez o Incapacidad Permanente la llamada “Gran Invalidez”, caracterizada por quedar la persona en una situación de severa dependencia, requiriendo de la asistencia de otra para poder realizar las actividades más cotidianas de la vida: comer, vestirse o desplazarse.

Este tipo de situaciones tan extremas requiere de un tratamiento pormenorizado y singular de las mismas. Se trata, pues, de valorar cada caso en concreto para determinar el grado de dependencia en que ha quedado la persona a causa de su lesión, accidente o enfermedad.

Pese a ello, hay ciertos casos en los que la práctica generalizada de la Seguridad Social consiste en conceder la Gran Invalidez, tratándose, como vamos a ver, de supuestos extremos donde la persona ve seriamente truncada su capacidad para llevar una vida normal a causa del deterioro en su salud o en sus aptitudes físicas o psíquicas.

Veamos algunos de estos ejemplos:
Pérdidas de miembros, esto es, la pérdida de uno o varios miembros, brazos o piernas, así como la pérdida de dedos de ambas manos de tal manera que éstas quedaban prácticamente inutilizadas. Hay ciertas particularidades que matizar:

a. Los continuos avances en el desarrollo de prótesis ortopédica han venido restringiendo el ámbito de la Gran Invalidez en estos casos a aquellos supuestos en los que la persona no puede valerse por sí misma, por ejemplo, a la hora de colocarse esa prótesis.

b. En el caso de la silla de ruedas, el uso de la misma determina automáticamente la consideración de Gran Invalidez, tal y como ha venido entendiendo el Tribunal Supremo en numerosos casos.


Pérdidas de movilidad en las extremidades, fundamentalmente tetraplejia y paraplejía. Este ramo de lesiones vienen fundamentalmente ocasionadas por los daños sufridos en la espina dorsal en alguno de sus puntos, que implican una pérdida de movilidad y sensibilidad a partir del punto donde quedó dañada.

Este tipo de situaciones dejan a la persona en una evidente situación de dependencia, debiendo emplear una silla de ruedas en sus desplazamientos, por lo que generalizadamente no presentará problemas su reconocimiento como Gran Invalidez.

Enfermedades graves de tipo mental. En el caso de estas enfermedades, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, la determinación de la gran invalidez dependerá de la necesidad por parte del paciente de una persona que le controle y garantice su integridad física, así como la del resto de personas de su entorno, si es que presentara episodios de agresividad o tendencias suicidas.

Así, como vemos aquí, la dependencia no viene originada por impedimentos físicos a la hora de realizar tareas. Este es un elemento característico en este ramo de enfermedades graves.

Las enfermedades de carácter degenerativo. Enfermedades como el Alzheimer generan un deterioro progresivo y constante en la capacidad (en este caso intelectual) del paciente, llegando a un punto en el que éste requiere de atención constante por parte de otra persona, por no poder valerse por sí mismo.

El Cáncer: La Seguridad Social ha venido reconociendo la Gran Invalidez a enfermos de Cáncer cuando éstos requieren de la ayuda de otra persona, especialmente si se ven obligadas a recibir tratamiento de quimioterapia, fuertemente debilitante como sabemos.

En fases avanzadas, la enfermedad hace que el paciente no pueda llevar una vida normal, quedando en muchos casos postrado en una cama. Así, el reconocimiento de la gran invalidez quedará fuera de toda duda para estos enfermos.

José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net
Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;