Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente

LA INCIDENCIA DE LA OBESIDAD SOBRE LA
CAPACIDAD DE TRABAJO DEL PACIENTE

 Hoy día pocos dudan sobre la calificación de la obesidad como una enfermedad crónica, diferenciándola claramente del simple sobrepeso, en la que las reservas de energía almacenadas en los tejidos aumentan hasta un punto en que resultan gravemente amenazantes para su salud.

 Es posible hablar de la obesidad de un paciente cuando su Índice de Masa Corporal (IMC), que compara a través de un cálculo su peso y su altura, supera el valor treinta, alcanzando en casos de obesidad mórbida valores superiores a cuarenta. Son factores genéticos, ambientales y psicológicos, entre otros, los que conducen a la misma.

 El padecimiento de obesidad no es una cuestión meramente estética. La salud y el bienestar del paciente pueden verse seriamente afectados por ese excesivo nivel de sobrepeso, y de no tratar de poner remedios a la misma, aquél podría encontrarse en grave riesgo de sufrid dolencias como:

  • Diabetes de tipo 2.
  • Ciertas formas de cáncer.
  • Alteraciones respiratorias, como apnea del sueño o hipoventilación (caracterizada por la sensación de ahogamiento o de falta de aire del paciente).
  • Dolencias cardiovasculares: Hipertensión arterial o infartos, entre otros.
  • Alteraciones circulatorias: Trombosis o insuficiencias venosas.
  • Osteoartritis, hígado graso y otras complicaciones.


» Su incidencia sobre la capacidad de trabajo de la persona

 No cabe señalar, en un principio, que la obesidad del paciente pudiera determinar, por sí misma, la incapacidad permanente del paciente. Hay que tener en cuenta que, según su definición, una persona que midiera 1,70 metros y pesara 95 kilos de peso podría ser calificada como obesa de carácter leve.

Así, en general, únicamente ante los casos más extremos y de carácter mórbido podría el paciente obtener dicha invalidez laboral por este origen.

 Nos estamos refiriendo a supuestos en que la persona tiene severas dificultades para desplazarse, sufriendo dolencias cardiorrespiratorias ante cualquier leve esfuerzo que pudiera emprender, siendo por tanto seriamente incompatibles con el desempeño de una profesión con carácter habitual.

 Es, por el contrario, habitual que el paciente obeso pueda ver seriamente afectada su capacidad de trabajo debido a algunas o varias de las complicaciones de salud que antes hemos señalado, pudiendo por ello mejorar en dicho desempeño si lograra reducir su grado de sobrepeso.

 Lógicamente, la propia condición física y el peso del paciente se deben valorar en cualquiera de los supuestos con el trabajo que realiza. Así, aquellos puestos que requieren mayor grado de actividad y desgaste serán más invalidantes para el empleado obeso que otros en los que desarrolle labores de oficina.

 

José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net

Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;