Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente
NEGLIGENCIA MÉDICA POR
DIAGNÓSTICO ERRÓNEO DE UN INFARTO


Tal y como recogen las estadísticas, la principal causa de fallecimiento en los países desarrollados son los ataques cardiacos, causados por el estrechamiento en las arterias coronarias que se encargan de proveer con sangre al corazón.


                En nuestro país, según datos de 2007 recopilados por el Instituto Nacional de Estadística, hasta un 32,2% de las muertes fueron causadas por enfermedades cardiovasculares, teniendo lugar unas 860 muertes por cada 100.000 habitantes, cifras que afectaron en mayor medida a los hombres, con hasta un 54% de los casos.


                En cierto modo los infartos resultan imprevisibles, encajando a la perfección en la definición de urgencia médica. Y un diagnóstico acertado y a tiempo puede marcar la diferencia entre la muerte y la vida, determinando en este último caso la existencia o no de secuelas graves.


                En este mismo sentido, los fallos de diagnóstico o de interpretación de los resultados de las pruebas podrían ser constitutivos de negligencia médica.


Los errores de diagnóstico en caso de infarto
Los fallos de esta naturaleza en el ámbito de los ataques al corazón resultan demasiado frecuentes. La sobrecarga de trabajo de nuestros facultativos hace que algunas veces tiendan a ignorar o a quitar hierro a las quejas sinceras de sus pacientes, en algunos casos incluso mandándoles a casa sin haberles realizado las pruebas pertinentes.


                Los errores más frecuentes en este sentido son los siguientes:

  • No tomar en serio las quejas ciertas de los pacientes acerca de su estado.
  • No advertir o entender la naturaleza de los síntomas del paciente, especialmente cuando éstos no son los habituales en un ataque.
  • No solicitar las pruebas adecuadas.
  • No interpretar de forma correcta los resultados de las mismas.
  • No enviar al paciente al especialista para que éste realice pruebas adicionales o recomiende algún tratamiento específico.

Los exámenes más efectivos
        Las pruebas más certeras a la hora de determinar un posible fallo cardiovascular son:

  • Los electrocardiogramas, que consisten en registros gráficos de la actividad del corazón en su continuo contraer – relajar. A través de esta vía se puede detectar la presencia de latidos anormales, áreas dañadas o ensanchamiento en el corazón; o flujos de sangre inadecuados.
  • Los análisis de sangre, mediante los cuales se pueden verificar las enzimas y otras sustancias que son liberadas cuando las células comienzan a morir, indicando con ello el grado de daño padecido por el corazón.
  • Los escáneres, que muestran las áreas del corazón a las que no llega el torrente sanguíneo por haber resultado dañadas. También pueden revelar problemas en la actividad de bombeo de sangre del corazón por todo el cuerpo.
  • Las arteriografías, que se emplean para verificar posibles bloqueos y estrechamientos en las arterias coronarias, llevándose a cabo a través de un catéter introducido por una arteria desde el brazo o la pierna hasta el corazón.

Mediante estas pruebas el facultativo podrá determinar el tratamiento más adecuado para su paciente.

Las señales de los ataques cardiacos
Hay veces en las que los infartos se ven agravados más por la dejadez de los pacientes que por los fallos de los facultativos médicos. Es necesario que, alcanzada la madurez, realices chequeos médicos y tengas en cuenta los siguientes signos de ataque cardiaco:

  • Incomodidad en la zona pectoral, que podría durar algunos minutos o bien tener lugar de forma intermitente. Podría tratarse de una presión incómoda, dolor o cosquilleo, pudiendo ésta venir acompañada de dificultad para respirar.
  • Incomodidad en otras partes del cuerpo, como brazos, espalda, cuello, mandíbula o estómago.
  • Sudores fríos, náuseas y otros síntomas.

Podrías dejarte llevar por la comodidad y pensar que un infarto es algo que a ti no te va a ocurrir. Sin embargo, las estadísticas no van en esa dirección. Al menor indicio de ataque, acude rápido a tu centro de salud más próximo.


Negligencia médica por falta de detección
Si a causa de un tratamiento defectuoso hubieras visto agravado tu estado, o si un ser querido hubiera fallecido por la misma causa, podrías tener fundamentos para presentar una reclamación por daños causados por negligencia médica. Con ella podrías obtener una compensación por ese dolor padecido.



José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net
Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;