Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente
¿QUÉ HACER EN CASO
DE NEGLIGENCIA MÉDICA?


La negligencia médica tiene algo de tabú entre pacientes y médicos, cada persona que visita a un médico o especialista, tiene grandes expectativas sobre su curación y confía en su habilidad y destreza para proporcionarle un tratamiento que alivie su dolor.

Desgraciadamente, las cosas no siempre salen como todos deseamos, y, de vez en cuando, aparecen desgraciados casos de negligencias médicas como el supuesto que les relatamos a continuación.

Marta, una joven arquitecto de La Coruña, estaba constantemente ocupada tratando de acabar sus proyectos, para entregárselos a los clientes, cuando sufrió un dolor agudo en el abdomen, como siempre iba presionada por el estrés, ignoró el dolor y decidió continuar con sus tareas como si no pasase nada, pero su salud, se fue deteriorando poco a poco.

En su abdomen crecía un tumor, que era lo bastante grande como para oprimir a otros órganos y hacerla sentir muy incómoda.

Como la mayor parte de las mujeres, Marta asumió dicha incomodidad, como efecto secundario de su periodo menstrual, pero el dolor no era esporádico, sino constante, por lo que decidió visitar a su médico, quién, al efectuar pruebas diagnósticas, verificó que su malestar no respondía a ningún tipo de resultado ginecológico, sino que tenía un tumor, que tenía que ser extraído a la mayor brevedad posible, para evitar complicaciones adicionales.

Tres semanas después acudió al hospital y le realizaron la cirugía que duró dos horas y media, saliendo de la misma bastante somnolienta debido a la anestesia general que le aplicaron.

Después de un par de meses, mientras se recuperaba, empezó a sentir otro leve dolor en el área abdominal, que pensó que era un pellizco, de nuevo no le prestó atención y decidió seguir con su trabajo y vida normal.

Pero un mes después, al intensificarse el dolor, decidió visitar a su médico de cabecera mientras estaba en un viaje de negocios.

Al realizarle las pruebas diagnósticas, las radiografías reflejaron algo insólito, extraño e inusual, se descubrió que en el interior de su abdomen se habían dejado unas tijeras de quirófano.

Al conocer la noticia, Marta, aterrorizada, le preguntó a su médico cómo era posible que hubiese sucedido tal evento.

Unos cuantos días después de que le extrajeran el instrumento de su abdomen, el dolor agudo, se fue reduciendo.

Aunque el primer médico había sido capaz de extirpar el tumor con muy buenos resultados, había cometido una negligencia horrible al olvidar un instrumento quirúrgico dentro del abdomen, y había complicado la operación inicial, durante casi dos meses, con problemas posteriores.

Cuando Marta decide encontrar al cirujano que hizo la primera operación fue muy complicado dar con él, pues éstos, están casi siempre ocupados, y tardó casi dos semanas en dar con él, y a pesar de las pruebas irrefutables que existían, éste le ofreció llegar a un acuerdo, sin necesidad de abogados.

Pero Marta discrepó rápidamente sobre la cantidad de dinero que le ofrecía, pues entendía que no era suficiente para cubrir el importe de la segunda operación y los futuros contratiempos y tratamientos que necesitaría para conseguir una indemnización justa que de otro modo no alcanzaría.

José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net
Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;