Videoteca Indemnizaciones
videoteca de divorcios
abogados laboristas

blog blog indemnizacion por invalidez absoluta abogados laboralistas zaragoza  
abogados matrimonialistas
incapacidad laboral permanente
UNA VISIÓN GENERAL SOBRE
LAS NEGLIGENCIAS MÉDICAS EN CIRUGÍA


La cirugía es aquella práctica médica que tiene por objeto el tratamiento de enfermedades o fallos de la salud a través de procedimientos que implican una manipulación de estructuras y órganos corporales. Es una disciplina clásica y definitiva dentro de la medicina.


                Precisamente por su importancia, así como a causa del carácter en muchas ocasiones tremendamente arriesgado de las intervenciones practicadas, es uno de los ámbitos médicos donde son más frecuentes las reclamaciones por negligencia médica.


                Nadie tiene en mente que un evento así pudiera suceder a la hora de someterse a una intervención. Todos tendemos a confiar plenamente en la profesionalidad de los cirujanos y sus equipos médicos, cuya destreza permite salvar cada año miles de vidas, así como recuperar la salud de aquellos que hubieran sufrido algún tipo de daño físico.


                Pero, a pesar de ello, a veces los errores ocurren, y entonces sus consecuencias son catastróficas.
                Los fallos graves más frecuentes que tienen lugar en la práctica quirúrgica son:

  • La realización de procedimientos quirúrgicos o técnicas erróneas.
  • La práctica de la cirugía en el lugar equivocado, por ejemplo en un punto equivocado de la espina dorsal o con la extracción del órgano o la amputación del miembro equivocado.
  • El abandono de instrumental quirúrgico en el cuerpo del paciente (esponjas, gasas, agujas o pinzas).
  • La utilización de instrumental que no fue debidamente esterilizado con carácter previo a la intervención o en mal estado.

También podrían incluirse como negligencias quirúrgicas todos los errores y conductas no diligentes que tuvieran lugar durante el post operatorio. Podría darse el caso de que, a causa de esos fallos fuera preciso volver a intervenir al paciente de urgencia, con un grave riesgo para su salud, e incluso para su vida.
En definitiva, daños cerebrales, parálisis, coma, daños en los órganos, miembros indebidamente amputados, infecciones o incluso la muerte pueden ser secuelas todas ellas de la práctica negligente por parte de los profesionales sanitarios en el ámbito quirúrgico.


Cuáles son las causas de estos actos de mala praxis
Fundamentalmente tienen lugar este tipo de casos por una indebida planificación del preoperatorio (en ocasiones porque éste mismo no es posible, en situaciones de urgencia médica) o por errores puntuales a la hora de realizar la intervención o después de la misma.


                Un cirujano no asume en ningún caso el compromiso de que todo vaya a salir bien. Por el contrario, se obliga a realizar cuanto esté en sus manos para que ello pueda suceder, y a actuar de forma diligente de tal forma que si finalmente la intervención no se realizara con éxito ello no pudiera ser achacable a su propia culpa grave.


                Son precisamente esas desviaciones graves respecto de los estándares adecuados para el cuidado de los pacientes las que motivan las reclamaciones por negligencia médica en cirugía.



José Alberto Andrío
www.abogadoszaragoza.net
Indemnizaciones    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 298 866 - invalidez permanente absoluta - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal A&A;