ERRORES MÉDICOS EN EL TRATAMIENTO

Los diagnósticos, se puede decir que son el núcleo esencial de la Atención Médica, mientras que el tratamiento en realidad, cura al paciente o mejora sus condiciones de salud.

 

Conseguir el tratamiento correcto, en el momento oportuno, es la clave fundamental para muchas enfermedades y dolencias.

 

Pero desgraciadamente en algunas ocasiones, los proveedores de salud, fallan al tratar de corregir adecuadamente las deficiencias del organismo del paciente, y otros fracasan, al dar el tratamiento adecuado y tratar de corregir las deficiencias.

 

Puede haber múltiples causas, para que cualquiera de estos problemas suceda, pero lo fundamental es pensar que cuando un paciente ha sufrido daño por un error del tratamiento, la víctima puede demandar al profesional responsable del tratamiento por Negligencia Médica.

 

A continuación os hablaremos del los tratamiento tardíos. Como el nombre mismo sugiere, este se presenta cuando un paciente es forzado a esperar una cantidad de tiempo que rebasa los límites temporales de la normalidad y provoca peligros inesperados.

 

Las consecuencias de un tratamiento demorado, son las que vamos a señalar a continuación:

  • Agravación de la enfermedad
  • Daños permanentes
  • Muerte

 

Las razones por las que un tratamiento puede retrasarse, pueden ser numerosas, bien sea porque los Profesionales Médicos estén sobrecargados de trabajo o porque el Médico que realizó el diagnostico, definió mal la gravedad del cuadro del paciente.

 

Tratamiento incorrecto. Este, por lo general se refiere a una de las dos siguientes causas, o bien que este fue administrado de forma incorrecta o bien que se haya aplicado un procedimiento no correcto, es decir, equivocado.

 

¿Cuáles son los efectos?

 

  • Interacciones medicamentosas

 

  • Fundamentalmente falta de tratamiento de una afección subyacente

 

  • Agravamiento de la enfermedad.

 

  • Muerte.

 

Todas las circunstancias de la falta de tratamiento correcto son especialmente peligrosas cuando el estado clínico del paciente, es una enfermedad que con el tiempo se expande, si esta no es correctamente atendida en su momento idóneo.

 

Independientemente de si un paciente sobrevive o muere a estas circunstancias, la Negligencia del profesional implicado, nunca debería de quedar impune.

 

 

Fdo: José Alberto Andrío Espina

 

aa-indemnizaciones.com

Esta entrada fue publicada en Negligencias en el Tratamiento. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.